Mis cambios tras el embarazo - La piel

¡Buenas cobicobayas!

Con la llegada de septiembre y de la rutina, he empezado a establecer un nuevo hábito en el cuidado de mi piel, especialmente tras los cambios que me ha generado el embarazo.

Mi piel siempre ha sido de tendencia aceitosa y muy grasa, haciendo que sude muchísimo, sobre todo en los meses de calor, hasta tal punto de no poder usar maquillaje porque se me derretía en la piel. Pero con el embarazo la cosa cambió. Comencé a sentir la piel reseca por la parte de la mandíbula y frente, y conforme el embarazo avanzaba la sequedad se fue extendiendo. Hubo momentos en los que estuve muy agradecida, pero también es algo que resulta realmente incómodo, sobre todo cuando llegó al contorno de ojos. Estaba desesperada, pues mi rutina facial normal no me servía y la piel estaba cada vez mas seca y tirante. Llegué a creer que se me quedaría la piel así tras el embarazo, pero un mes después de tener a la niña, la cosa volvió a su sitio.

Aún así, algo ha cambiado en mi piel y yo he tenido que cambiar con ella. Antes usaba una crema hidratante de babaria, muy básica, con la que me encontraba a gusto. Es cierto que no tenía grandes resultados, pero me servía para dar el poco de hidratación que necesitaba. Pero mi piel ha decidido pasar de un extremo a otro, y ahora no sirve con hidratar, sino que necesito que algo regule el exceso de grasa que tiene ahora tras el verano.

He empezado limpiando el rostro mañana y noche, sin exceder cómo he hecho otros veranos limpiando en profundidad mi cara cada vez que sudaba, ni dejando de limpiarla al menos esas dos veces seguidas. Además, he encontrado el mejor contorno de ojos que he probado hasta ahora, del cual os hablaré en detalle en otro post. (Sólo adelantaré que es de lidl)

Por supuesto, he optado por un tónico facial de agua de rosa, que además de dejar una sensación super agradable en la piel antes de usar la crema, noto cómo absorbe la grasa. Y para terminar, otro gran descubrimiento. Crema matificante de diadermine.

La vi en descuento y con un bote de regalo y me pareció realmente tentadora. Por apenas 4 euros tenía dos botes de crema matificante. Me la llevé a casa con mucha ilusión, pero toda ésta se vino abajo cuando empecé a leer reseñas de la crema antes de usarla. Las pocas opiniones que hay en internet sobre ella no son precisamente buenas. Hablan sobre lo poco absorbente que es, su sensación grasa en la piel y la poca hidratación que da. Aún así, quise darle mi propia oportunidad.

Y nuevamente, me quedé sorprendida.

La crema tiene una textura un poco untuosa, pero para nada desagradable. con muy poca cantidad tienes para todo el rostro y escote y, lo único "malo" es que tienes que masajearla bien sobre la piel. Se absorbe bien pero deja la piel un poco brillante. A mi esto no me importa en absoluto, pues hace muy bien de primer antes de maquillarte y por las noches noto la piel bien hidratada. Además, ese leve brillo desaparece a la media hora aproximadamente, dejando la piel muy suave e hidratada. Tras esa media hora de rigor, si que noto un poco el efecto matificante sobre la piel, pero aún así, mi piel sigue sudando (creo que no existe crema que evite esto).

En general con estos pequeños cambios estoy notando grandes cambios en mi cara, pero mi intención es seguir aventurandome en la búsqueda de la rutina perfecta para la piel cansada del postparto. ¿Tu piel también sufrió grandes cambios? ¿Has cambiado recientemente tu rutina? 

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Si quieres estar enterado de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.
Y si quieres disfrutar de fondos de pantallas exclusivos, consulta nuestro apartado de Wallpapers.
¡Gracias por leernos!