Lactancia materna. ¿he fracasado? | Mi experiencia

¡Buenas cobicobayas!

Como ya sabréis, he sido madre hace poco, y esto me ha hecho introducirme en un mundo totalmente desconocido y lleno de obstáculos que no me esperaba encontrar, aunque sin duda el que más me esta afectando es el tema de la lactancia materna.

Siempre he tenido claro que cuando fuera madre iba a dar lactancia materna exclusiva. Para mí era un sueño poder otorgarle a mi hijo lo mejor que podía darle, además de realizar una crianza con apego y amor.


Pero de verdad que no entendí todo lo que significaba la lactancia materna hasta que la he experimentado. He descubierto que no hay nada más bonito que ver a tu hijo sonreír mientras está amamantando. Qué cada vez que tu hijo hace el gesto de buscar teta y se la ofreces le estás atendiendo a sus necesidades y lo estás calmando. Qué cada vez que se queda dormido en tu pecho no tienes por que ponerlo en la cuna, sino disfrutar de ese momento y dejarle a él disfrutar.
Para mí ha sido una experiencia maravillosa, pero entonces ha llegado la vida y me ha recordado que cuando tienes un hijo nada es cómo tú quieres que sea.

He fracasado con la lactancia exclusiva...

Durante el primer mes de vida de mi bebé, estuve intentando por activa y por pasiva la LE, pero mi hija apenas ponía peso, hasta tal punto de verse muy delgadita. Fui al pediatra la primera semana de vida, para que comenzaran a realizarle el control de niño sano (aunque este no se realiza hasta que el bebé cumple 1 mes). No recuperó el peso que perdió los primeros dias hasta que hizo 1 mes de vida, por lo que, tras la alerta de los médicos, me instaron a introducir el biberón.

Lo pasé realmente mal. Intenté sacarme leche para dársela en biberón pero apenas sacaba, dolía y, al fin y al cabo, estaba perdiendo aquello que mas me interesaba. El vínculo.

El segundo mes la niña empezó a engordar, llegando a poner 3 kilos. Incluso le cambió la cara. La presión de la famillia y de los médicos disminuyó al igual que mi leche.

Actualmente sigo dando pecho en lactancia mixta. Le doy a la niña el biberón cada 3-4 horas, y sigo ofreciendo el pecho a demanda. De esta manera no la obligo a pasar hambre entre toma y toma y sigo reforzando el vínculo. Es cierto que esto ha provocado que mi reserva de leche disminuya considerablemente, pero aún así el cuerpo es sabia y produce lo que el bebé necesita.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con la lactancia? ¿ Tenéis pensado dar el pecho? ¿Hasta que edad consideráis darlo?

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Si quieres estar enterado de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.
Y si quieres disfrutar de fondos de pantallas exclusivos, consulta nuestro apartado de Wallpapers.
¡Gracias por leernos!