De padre a padre. Esto es cosa de dos.

¡Buenas cobicobayas!

Para volver a la carga con el blog, hemos querido traer un cambio de miras, ya que en esta ocasión quien escribe tras la pantalla es la otra parte de los dos contamos. David, la parte inactiva pero presente en todo.

Y que mejor manera de hacerme presente que hablando sobre algo que hemos ido introduciendo poco a poco en nuestras vidas. La paternidad.

Esta nueva aventura se ha presentado en nuestras vidas de manera muy diferente a lo que teníamos idealizado, y aún así, no me ha decepcionado para nada.

Hoy día, la sociedad nos vende un modelo de padre que, aunque más activo en el hogar de lo que era hace 40 años, sigue siendo de segunda, cuya obligación es la de "ayudar" a la madre en todo el proceso de crianza. Pero cuando mi hija llegó a mi casa, me era imposible imaginar no participar por completo en el cuidado de esa criatura.

Pero para eso, hay que esforzarse. Desgraciadamente los hombres no podemos experimentar el instinto innato que tienen las mujeres desde el momento en el cual quedan embarazadas. A ellas se les enciende el botón de madre en algún momento durante todo el proceso, o bien cuando sienten a su bebé por primera vez, o bien cuando al fin lo tienen en brazos. Pero los hombres debemos de encendernos el instinto nosotros mismos. Por ello en muchas ocasiones no somos conscientes de cosas que para ellas son básicas, pero ahí debemos de estar nosotros para aprender.
Está claro que ser madre no es tarea fácil, pero ser padre tampoco lo es.

Todo ese proceso de aprendizaje debe de tener cómo único objetivo el bienestar del nuevo miembro de la familia. Para facilitar un poco el proceso, os traigo algunos tips prácticos:

-Tranquiliza al bebé.

Un superpoder muy curioso que tienen las madres es el de coger al bebe y tranquilizarlo al instante. El olor y la conexión que ellos tienen es muy difícil de imitar, pero no por ello debemos de dejar esa tarea siempre a ella. Por eso puedes utilizar ropa de la madre ( no hace falta que te la pongas, solo apoyarla en tu hombro al coger al bebé).

También puedes ponerle alguna prenda al bebé en la cuna o en el carro.
Pero no os preocupéis, que con el tiempo también servirá vuestra propia ropa. Mi bebé de casi 3 meses se suele tranquilizar  cuando la tapo con una camiseta mía.

-Crea el vínculo.

Como ya hemos dicho anteriormente, los bebés tienen el vinculo innato con su madre, pero también lo creará contigo. Para ello debes de estar con él todo el tiempo posible.

Si habéis decidido dar el biberón es mucho más fácil, ya que también podrás alimentarlo y establecer un momento muy especial, pero si el bebé toma pecho, procura no dejar sola a la mama durante el proceso. Ofrécete para quitar los gases tras la toma y dormir al bebé. Esto no sólo fortalecerá el vínculo con el bebe, sino que hará que la mamá pueda descansar.

-Los pañales.

Las cacas son cosa de dos. ¿ Te crees que a todas las madres les gusta limpiar cacas? Intenta hacer de ese momento algo especial. Los bebés están muy vulnerables en ese proceso, así que aprovecha el cambio de pañal o el momento del baño para jugar con él, hablarle y fortalecer el vínculo.

-Poner voces.

Está demostrado que los bebés atienden más a las voces más agudas, por ello debemos de intentar poner voz aguda ( o de Mickey Mousse) para jugar con nuestro bebé. Nos prestará mucha más atención y comenzará a sonreírte enseguida.

-El orden.

Por supuesto, la casa también es cosa tuya. Ahora no podréis dedicar tiempo a limpiar y recoger los dos. Por eso debes de mantener la casa limpiar y recogida mientras la madre da el pecho o dedica tiempo al bebé. Este punto es especialmente importante los días posteriores al parto, ya que la madre tiene que descansar.

Ni todo es cosa tuya, ni cosa de la madre. Aprended a gestionar el hogar entre los dos, sin desatender al bebé ni hacer uno más que otro.

Espero que estos pequeños tips os ayuden en este proceso tan bonito y mágico, sobre todo para que lo viváis con intensidad. Es cierto que los padres tenemos menos tiempo de baja por el nacimiento del bebé, pero esa no es razón para desatender nuestro hogar, ya que la madre, cuando vuelva al trabajo, te aseguro que no lo hará.

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Si quieres estar enterado de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.
Y si quieres disfrutar de fondos de pantallas exclusivos, consulta nuestro apartado de Wallpapers.
¡Gracias por leernos!