Pilates para embarazadas

¡Buenas cobicobayas!

El fin de semana pasado os estuve contando a través de instagram que estaba realizando una sesión de fotos con temática pilateras. Además estaba estrenando un nuevo look premamá que me compró mi madre en el corte inglés. Si queréis saber las referencias directas del look, os dejo mi cuenta de 21buttons para que podáis echarle un vistazo.

Ahora bien, pasando al tema del pilates tengo varias cosas que comentaros. No se si lo sabréis, pero mi madre es la dueña de un estudio de pilates en el centro de Huelva desde hace unos 8 años, y siendo instructora del mismo desde hace mas de 15. Aún así, yo me he resistido siempre a ponerme en sus manos. Ya sabéis el dicho, en casa del herrero cuchara de palo.

La cuestión es que cuando me enteré de mi embarazo, mil dudas y miedos empezaron a pasarme por la cabeza, pero la principal fue ¿Tengo a mi cuerpo preparado para el parto?. Sé que soy joven y que me resultará mas sencillo pasar por el trabajo de parto por ello, pero aún así no las tenía todas conmigo. Fue por eso que finalmente decidí ponerme en manos de mi madre y comenzar a practicar pilates, pero en esta ocasión, la modalidad para embarazadas.  

Tuve la suerte de que el estudio contase con profesionales especializados en el embarazo, y pude comenzar a realizarlo desde el primer mes. Eso sí, siempre con la autorización de mi médico.

Llevo ya 5 meses dando las clases dos veces en semana, y por ello he querido detallar aquí los beneficios que yo he visto que me han generado esta actividad:

  • En primer lugar, la mejora del rendimiento físico. En estas clases nos preparan el cuerpo para el parto y el posterior porteo del bebé, por lo que las extremidades inferiores y superiores son los principales focos de atención y trabajo. Además de fortalecer el suelo pelvico, cadera y cintura escapular. Y os aseguro que tras unas cuantas clases donde salgas con agujetas, tu cuerpo comienza a cambiar.

  • Ir fortaleciendo tu cuerpo a medida que crece la barriga. Es cierto que la barriga va generando ciertas molestias en todo el cuerpo, y por ello nuestra musculatura tiende a compensar de manera inadecuada, pero ser consciente de ello y fortalecerte de la manera correcta te ayuda a sobrellevar las molestias mucho mejor.

  • Compañia. Efectivamente, en estas clases te relaciones con otras mujeres en tu misma situación. Es la forma perfecta de ir aprendiendo y sobretodo de calmar tus dudas. No te sientes sola en todo este proceso, ya que tienes a tu alrededor a otras mujeres en la misma situación que tú.

  • Ayuda a la gestión del estrés. Estar en un grupo donde todas sentimos lo mismo, donde una especialista está siempre para escucharte y aconsejarte y donde tu te ves cada día mejor ayuda a afrontar las emociones y el estrés que te pueda generar el embarazo. Además te establece una rutina y una obligación.

A grandes rasgos, puedo decir que el pilates que está ayudando mucho mas de lo que yo pensaba y que sin duda, no voy a dejarlo. Mi intención es continuar realizando esta actividad incluso cuando haya tenido a mi bebé, ya que quiero ponerme en forma de nuevo tras el embarazo.

En otra ocasión os hablaré de una de las modalidades de máquinas, un tipo de pilates diferente y específico que, además de divertido (al menos para mí, que me gusta balancearme) es muy efectivo.

Si queréis saber un poco mas del trabajo realizando con máquinas, os dejo aquí un post donde se habla de ello.

En las próximas semanas os subiré los detalles del look que llevo en estas fotos, así ¡que estad atentos!

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.


Si quieres estar enterado de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.
Y si quieres disfrutar de fondos de pantallas exclusivos, consulta nuestro apartado de Wallpapers.

¡Gracias por leernos!