martes, 13 de junio de 2017

¡Prepara tus pies para el verano! ¡Clarel es la clave!

¡Buenas cobicobayas!

Hace algunas semanas os estuve enseñando por instagram historias el proceso, cuanto menos curioso, por el que estaban pasando mis pies tras un tratamiento de Clarel. Os llamó muchísimo la atención y no dejé de recibir preguntas acerca del tratamiento, el proceso etc. Así que aquí vengo a mostrároslo todo y a explicaros como dejar vuestros pies a punto para el verano.

El tratamiento en cuestión son unos calcetines, tipo mascarilla, pero para los pies. Es de la marca Bonté, que es la marca blanca de los supermercados Dia. Se pueden comprar en sus supermercados (aunque son difíciles de encontrar) o bien en las tiendas de Clarel. En Huelva han abierto una en José Fariña. Yo caí en la tentación y me compré también este cepillo con un diseño tan chulo, además de ser perfecto para pelos con mucho volumen. 

Existen dos tipo de calcetines. Estos son los de efecto peeling, y después tienen otros tratamientos de hidratación intensa, perfectos para aplicar tras este tratamiento.

La función de estos calcetines es de renovar toda la piel del pie, regenerando por completo todas las células y haciendo que se pierdan las durezas, grietas y plieges. La nueva piel que se genera es muy suave, pero también muy sensible, por lo que hay que cuidarla muy bien durante el proceso con cremas hidratantes. Lo único malo es que al perder las callosidades y durezas, cualquier zapato puede rozar donde no debe y crear ampollas en un abrir y cerrar de ojos. Por lo que hay que tener especial cuidado las semanas posterior al tratamiento y mantener nuestros pies bien cuidados.

En la foto podéis ver cual ha sido el proceso desde antes de usar el tratamiento, durante ( con los calcetines/bolsa y el proceso de despelleje) y el resultado final. Si eres de los que les da asco los pellejitos, no te aconsejo que te lo hagas, ya que el piel entero se despelleja (hasta la punta de los dedos). 



El proceso de cambio de la piel no comienza conforme te quitas los calcetines, sino unos días después y dura una semanas aproximadamente. Hay que tener un poco de cuidado y no ponerse zapatos que dejen el piel al aire, y no solamente porque estéticamente no quede muy bien, sino porque los pellejos se van desprendiendo poco a poco de tu pie mientras andas.
Yo aconsejo hacer este tratamiento antes de comenzar a ir a la playa/piscina, ya que el proceso de cambio con el sol no es aconsejable, y la piel nueva es mas sensible de lo normal, por lo que también es aconsejable utilizar crema solar en los pies.

Ya hace dos semanas que realicé el tratamiento y mis pies están como nuevos. Suaves, sin durezas ni grietas y han recuperado su color. No he tenido que usar piedra pómez ni cuchilla para quitar los excesos de piel y es un tratamiento muy cómodo, ya que no tienes que pasarte la tarde dedicándoselo a los pies.




Puntuación final:

Se merecen las 5 estrellas sin pensarlo. La relación calidad/precio es buenísima y el resultado no tiene comparación. Si eres como yo y te da pereza dedicarle tiempo a tus pies pero quieres tenerlos perfecto, este es tu tratamiento sin lugar a dudas.

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Y si quieres estar enterada de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.

¡Gracias por leernos!