miércoles, 12 de abril de 2017

¡Un conjunto de lo mas POP!

¡Buenas cobicobayas!


Hoy voy un poco tarde, pero como dice el refrán, mejor tarde que nunca. El sábado pasado os enseñé un adelanto de un look a través de instagram con el que me sentía realmente mona, y no podía dejar pasar la oportunidad de enseñároslo.


Llevé este look para el cumpleaños de mi madre, donde fuimos a comer y a disfrutar de un dia soleado por al paseo de la ría de Huelva. Me pareció un conjunto cómodo, arreglado, sexy y fresco, con el que me sentí radiante y pude moverme con mucha tranquilidad de que nada se saliera de su sitio (ya me entendéis).

Algunas de las prendas que llevé ya las habréis visto en conjuntos anteriores (soy de repetir zapatos y bolsos, que le vamos a hacer), pero habrá otra que no os suene. En primer lugar os voy a hablar del pantalón. Esta prenda era un pantalón pitillo negro normal y básicos, de estos ultra pegados al gemelo. Estas navidades los turrones y yo tuvimos una relación demasiado idílica, y al ponerme este pantalón lo estallé por el gemelo, por lo que, para mi, supuso una ruptura bastante fuerte con uno de mis pantalón favoritos. Pero quien no lucha por lo que quiere no se lo merece, así que comencé un proceso de rehabilitación de dicha prenda, y cual frankestein fue revivido en forma de maravilloso pantalón de campana con un toque hippie.

Y la otra prenda, que para mi fue la que dio el toque POP al conjunto, es el maravilloso bañador con toques de años cincuenta. Y sí chicas, habéis leído bien, BAÑADOR. 

El calor ya comenzaba a hacerse notar, y las quedadas playeriles ya empiezan a notarse, por lo que he tenido que sucumbir a comprarme un bañador. Os preguntaréis que porqué no usaba uno de mis preciosos bañadores del verano pasado, pero ya os contaré en otra historia como mi vecina se deshizo de ellos. La cuestión es que me planté en primark convencida de encontrar esa prenda que se convertiría en mi aliada este verano, y como no, primark no decepciona. En cuanto lo vi me lancé al perchero en busca de una talla decente para mis caderas y me encaminé al probador. Por supuesto, esa prenda estaba hecha para mi y mi figura, por lo que tuve que llevármela a casa. Cómo podéis imaginar, es una prenda demasiado bonita como para no aprovecharla todos los días, así que como mono con un pantalón queda genial, y cuidadín que aún no me lo he puesto con una falda, pero poco falta.

Y esa es la historia del outfit de hoy. Creo que en ves de seguir contando batallitas, debéis juzgar por vosotras mismas. Cómo siempre, los detalles del look los tenéis abajo.

Y pido perdón por la calidad de las fotos, ya que solamente tenía el móvil a mano.








Bañador: Primark. 16 euros (new)
Pantalón (primark, old, sin campana)
Zapatos: Marypaz (old)
Mochila. Dresslily.
Americana: Primark (old)


Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.



Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Y si quieres estar enterada de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.

¡Gracias por leernos!