martes, 18 de abril de 2017

El agua micelar de la muerte.

¡Buenas cobicobayas!

¿Que tal vuestra semana santa? Para mi la vuelta a la rutina me ha caído de golpe sobre los hombros y no lo he llevado demasiado bien, pero por lo demás, he podido disfrutar mucho de estos días de vacaciones.

En el post de hoy vengo a hablaros de un producto que entró en mi lista de "no volver a comprar" desde el momento número uno, y que aún así mantengo en casa. No se si a vosotr@s os pasa, pero cuando compro algo, me cuesta mucho tirarlo aunque sea una patata, y siempre intento buscarle usos alternativos. En esta ocasión aún no he encontrado un uso alternativo, y la basura empieza a ser la opción mas posible.

Seguramente todas sepáis que Primark tiene un bonita sección en sus tiendas dedicada al maquillaje. Siento sincera, en lo único que había picado en comprar hasta ahora eran las brochas, ya que me parecen de una calidad/precio bastante razonable. Pero al igual que no compro cosmética en los chinos, tampoco la compraría en Primark. Aún así, no sé en que momento en mi cabeza fue buena idea comprarme este producto.

Se trata de un agua micelar desmaquillante de primark. Su precio es de 2 euros y trae 150 ml.


Este producto promete limpiar el rostro gracias a sus múltiples propiedades de las algas y vitaminas B5 sin dejar residuos en la cara y apta para todo tipo de pieles. Especialmente usado para limpiar la zona de los ojos con un algodón y sin frotar la zona.

Pues bien, desde el primer momento este producto empieza a decepcionar. Cuando lo abres tiene un olor casi neutro y parece mas aguachirri que otra cosa. Al aplicarlo en el algodón y posarlo sobre tu piel, la piel comienza a picar y a ponerse roja ( no hablo solamente de mi experiencia, tengo amigas que lo han probado). Si al menos al retirarlo de tu piel hubiese retirado el maquillaje, ese escozor valdría la pena, pero no es así. El rimel normal no lo retira, así que no hablemos del waterproof, y con las sombras y correctores lo dejan a parches. Y para culminar todo, en el momento en que se seca, la piel queda tirante y como con una lámina sobre la misma que te obliga a lavarte la cara para retirarte cualquier residuo.

En mi infinita paciencia con dicho producto, intenté usarlo para limpiar brochas o desmaquillar labios, pero tengo que decir que el efecto es exactamente el mismo. Si soy totalmente sincera, el único uso que le veo posible es tirar el producto y quedarme con el envase para rellenarlo de otro producto de viaje.
Puntuación final:

ingredientes. Clik ampliar.
Y no doy 0 estrellas porque no tengo una imagen que lo dé. Sinceramente, por ese precio existen aguas micelares mucho mejores y que no dañaran tanto tu piel. Así que ni te lo pienses, huye de este producto en Primark. Ahora han cambiado el packaging pero sigue siendo la misma formulación. No caigas en la tentación y tu piel te lo agradecerá.

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.


Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.


Y si quieres estar enterada de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.

¡Gracias por leernos!