viernes, 28 de octubre de 2016

La historia tras las rejas | La antigua Cárcel de Huelva.

¡Buenas cobicobayas!

Hoy en "Huelva y sus colores" retomamos la memoria histórica de Huelva hablando sobre uno de los edificios que se encuentran situado en nuestra histórica ciudad. La antigua cárcel.

Aunque actualmente se trate de un edificio en ruinas que da cabida a todo tipo de actividades de dudosa legalidad, este complejo fue abierto en los años 30 para ser un lugar de castigo para aquellos que no cumplían con la ley. Durante el régimen franquista este centro se utilizó como lugar de refinamiento de aquellos que eran catalogados como "republicanos", y donde se procedía a eliminar la evidencia de su existencia. Si queréis saber mas sobre esta época, os aconsejo la película "La voz dormida", rodada entre esas paredes.

A finales de los 60, se le adjudicó a dicho centro una nueva misión. Ser un centro de internamiento para homosexuales de toda España, que eran castigados por la Ley de Vagos y Maleantes. Durante esos terribles años, en esta cárcel se usaron los dudosos métodos médicos de Vállejo-Nájera y López Ibor, donde se trataba la homosexualidad como una enfermedad que podía ser curada. Esas paredes fueron testigos de todo tipo de castigos y sufrimientos. Entre las personas que tuvieron que sufrir dicho martirio se encuentra La Moni de Huelva (Antonio Herrera Abrio).

A partir de 1978 (aproximadamente), se le comenzó a dar un uso normalizado de centro penitenciario. Este estaba situado a las afueras de nuestra ciudad, pero el crecimiento exponencial de nuestras barriadas atrapó a la penitenciaría entre la barriada de Los Rosales e Isla chica.

Tras varios años en funcionamiento, en 1997 se procedió al traslado de los presos a la actual cárcel, a las afueras de la ciudad. Pero las celdas de este presidio no quedaron vacías en su totalidad hasta el año 2008, cuando se abrió el nuevo centro de inserción social situado junto al campus del Carmen, ya que hasta entonces funcionaba cómo centro diurno para los presidiarios de tercer grado.

Desde entonces, sus paredes y techos caen a diario debido a los saqueos, incendios y mal uso de lo que queda de ella, aunque los poderes públicos no se olvidaron de ella. En 2012 el grupo Municipal de Izquierda Unida propuso al ayuntamiento que se le concediera a este edificio el título de lugar de memoria, con el fin de alcanzar una mejor conservación del lugar, aunque dicho estado de conservación no se cumple.


Conociendo la poca memoria histórica que tenemos en Huelva, es una pena que no se valore lo poco que tenemos. Aunque cómo miembros individuales de la sociedad es complicado conseguir un mejor estado y reutilización de dichas instalaciones, como sociedad onubense grupal se podrían conseguir hacer algo de presión para conseguir que esas paredes dejen de caerse y puedan servir de lugar de ocio para los ciudadanos y de turismo para los visitantes.

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Y si quieres estar enterada de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.

¡Gracias por leernos!