viernes, 30 de septiembre de 2016

Huelva y sus colores. Origen de la Virgen de la Cinta.

¡Buenas cobicobayas!


En esta ocasión me gustaría hablaros sobre un acontecimiento importante que ocurre todos los años en Huelva a principios de Septiembre. La fiesta de la Cinta.

Nuestra señora de la Cinta, como bien es sabido, es la patrona de Huelva y alcaldesa perpetua desde 1956. Las fiestas se realizan en honor a esta figura pero existen varios acontecimientos importantes antes de que llegue la fiesta.

El primer acontecimiento es la bajada de la virgen del santuario de la Cinta, donde se encuentra durante todo el año. Esta bajada tiene lugar el tercer domingo de Agosto y es llevaba hasta la iglesia de la concepción.

El segundo acontecimiento es a ofrenda floral a caballo que se realiza el dia anterior de la vuelta de a virgen a su santuario.

Y el tercer y más importante es la subida de la virgen a su santuario, recorriendo las calles de Huelva y subiendo en silencio la cuesta de la cinta. Con este acontecimiento se dan por terminada las festividades de la cinta celebradas en el barrio de la orden. 

Pero la virgen de la cinta esconde tras de sí siglos de historias. ¿Quieres conocerlas?

El origen de la Virgen de la Cinta se remonta a finales del siglo IV. Se cuenta que un zapatero iba caminando por el bosque camino a su casa. Durante su paseo recibió un dolor agudo e inusual en su costado que le hizo caer al suelo retorciéndose de dolor. Éste se encomendó a la virgen y delante suya apareció una cinto, el cual utilizó para atarselo al cuerpo y al instante el dolor desapareció. Contó este extraño suceso a su mujer y a un amigo pintor, y ambos decidieron alzar un pequeño altar donde se había aparecido el cinto. Se plasmó en el muro la imagen de la santísima con un niño desvisto pero con zapatos, ya que recordaban a las donaciones que hacía el zapatero durante las navidades a los mas necesitados. En su mano también se representó el cinto que había devuelto la salud el zapatero.

Azulejos situados en el convento de la cinta.
Este pequeño altar recibía culto de manera usual, hasta la invasión de loa árabes. Fue entonces cuando se levantó un falso muro delante de la imagen para que esta no fuera destruida y fue abandonada a manos de la naturaleza, que la rodeó de matorrales y la dejó oculta.

Hacia el año mil cuatrocientos, un pastor que rondaba la zona fue atacado por un toro. En busca de algún sitio para refugiarse, el pastor subió el pequeño muro escondido entre las hierbas. Al hacerlo una parte del muro falso se desprendió y salió a la luz la imagen de la virgen. El pastor acudió a las autoridades para dar parte de tal hecho, pero cuando volvieron al lugar, vieron como el toro estaba arrodillado a los pies de la imagen.

El lugar donde se encontraba el muro se volvió a convertir en santuario y se convirtió en refugio de marineros. Actualmente se encuentra en la misma localización, bajo la cuesta de la cinta.

Exista una historia aparte donde se cuenta la historia del convento situado a lo alto del cabezo, donde descansa la talla de manera de nuestra patrona. Si queréis saber mas, dejádnoslo en comentarios y realizaremos una segunda parte contando tal historia.

Espero que os haya gustado el post. Cómo ya sabéis, si tenéis cualquier duda o comentario podéis dejarlo en los comentarios.

Además os esperamos por las redes sociales, donde puede estar al día de todo y enterarte de la novedades.

Y si quieres estar enterada de nuestro horario de subidas, puedes consultar nuestro calendario de post.



¡Gracias por leernos!