lunes, 3 de noviembre de 2014

Cambia los ideales.

Son muchos los movimientos que están emergiendo para intentar cambiar los ideales de belleza, o "prototipos" que esta sociedad nos ha inculcado.
¿La razón? Porque cada vez la mujer se siente mas insatisfecha con ella misma, ya que la publicidad, la moda, los medios de comunicación, las redes sociales, etc, se dedican a decirle como vestir, que talla usar para ser bonita, que cremas usar para tener un cutis de muñeca..
Lo peor de todo es que es todo fachada, ya que esas mismas revistas de moda que te enseñan a la mujer "tipo", le han pasado una cantidad de kilos de photoshop que ni ella misma se reconoce, eso sin hablar del maquillaje, las operaciones de cirugía estética, etc.


¿Porque nos tenemos que parecer?
Si seguimos los estándares de moda, todo el mundo terminará siendo igual, queriendo tener el mismo cuerpo, vistiendo igual, pensando igual, etc. De tal manera, que el seguir un prototipo, te hace eliminar tu personalidad, quedando expuesta a que las grandes comerciales dominen sobre tu manera de actuar, de ser y de sentir, para convertirnos en muñecos a su merced.

Hoy día, sobre todo cuando salgo de fiesta, solo veo a un montón de jóvenes calcados, con las mismas ropas, peinados, cuerpos, y los mismos pensamientos nihilistas. De tal manera que el "futuro" de la sociedad, se están convirtiendo en un puñado de cuerpos "bonitos" sin cabeza.


Unido a este hecho, está el pasotismo generalizado del mundo al cambio positivo, buscando ante todo un cambio egoísta, pisando a todo el que impida tal acción. De esta manera estamos creando una sociedad que no levanta la vista de su ombligo, pero que además, no le gusta el ombligo que ve e intenta cambiarlo para que sea mejor que el ombligo del otro.
¿No sería mejor si, primero aceptamos nuestro ombligo, y después, empezamos a aceptar que los demás tienen también ombligos y que tal vez, sean dignos de admirar?

Por ello, os quiero animar a que empecéis a mirar a la sociedad de otra manera, que empecemos por aceptarnos a nosotros mismos, ya que no vamos a encontrar el apoyo de nadie si nosotros no apoyamos a nadie.

Y para animar el cuerpo, y que te ayude a comenzar la semana queriendote y con ritmo, os dejo una canción digna de escuchar.




Que pasen una buena semana.
¡NOS VEMOS!